Skip to content
Home » Noticias » China está montando maquetas de sus cazas en su portaaviones más antiguo. Es una señal intrigante

China está montando maquetas de sus cazas en su portaaviones más antiguo. Es una señal intrigante

China está montando maquetas de sus cazas en su portaaviones más antiguo. Es una señal intrigante

China está modernizando su brazo militar y se encuentra poniendo especial interés en lo que puede otorgarles superioridad aérea. Muestra de ello es el desarrollo de cazas como el Chengdu J-20, tecnologías en pruebas como el camuflaje de plasma y, evidentemente, los portaaviones. En este sentido, China cuenta con algunos portaaviones con lanzadera de esquí, pero también con su flamante Fujian con catapultas electromagnéticas.

Esa tecnología es la más puntera y una de las innovaciones más importantes en los portaaviones desde la concepción de este tipo de barcos, ya que ocupa menos espacio que otros sistemas de despegue/anclaje y permite ‘lanzar’ aviones más pesados de forma mucho más eficiente. Sin embargo, de la flota China, el único portaaviones que lo monta es el moderno Fujian. El Liaoning y el Shandong cuentan con sistemas del pasado.

¿Simples maniobras o cambio de estrategia?

Dependiendo del sistema de lanzamiento de los portaaviones, hay aviones más o menos adecuados, siendo el J-15 el caza chino por excelencia para su uso en portaaviones. Sin embargo, desde hace unos años China está desarrollando unos nuevos cazas furtivos conocidos como Shenyang FC-31. Este cuenta con una variedad para portaaviones con un mecanismo de lanzamiento de catapulta y alas plegables conocido como J-35.

Portaaviones china

Arriba, perfil del Liaoning. Abajo, Fujian. Como se puede apreciar, el Liaoning tiene una pista de despegue con elevación al final. La del Fujian es recta debido a su sistema electromagnético

Como otros aviones y helicópteros chinos, el J-35 guarda un parecido con el F-35C norteamericano y realizó su vuelo inaugural hace unos años, siendo un caza de nueva generación con lo necesario para ser integrado en la próxima hornada de portaaviones chinos con lanzaderas electromagnéticas.

Sin embargo, han avistado una de las maquetas del J-35 a bordo del Liaoning. Junto a ella se encuentra otra maqueta, de un J-15, y esto es interesante por dos motivos. El primero, y el más obvio, es que China se encuentra realizando operaciones de entrenamiento con sus cazas marítimos. En un contexto como el actual en el que la tensión contra Taiwán (y Estados Unidos) está en un punto crítico, se trata de algo relevante.

Dentro de estas maniobras, ver juntas las maquetas de ambos modelos indica que los operarios ya están entrenando los movimientos con los dos modelos en cubierta. Esto es habitual para practicar el manejo de los aviones, incluidos los ascensores que transportan los cazas del hangar inferior a la cubierta de despegue. Esta práctica es algo que depende de cada ocasión y, más allá del entrenamiento con unidades reales, hay países como India que han entrenado a la tripulación no con maquetas, sino con una especie de silueta que simplemente representa las dimensiones del caza real en su INS Vikrant.

El entrenamiento es esencia, pero… ¿no hemos dicho que el J-35 es un caza enfocado a su uso con catapultas electromagnéticas? ¿Qué hace en uno con una plataforma de esquí? Aquí viene la respuesta al otro interrogante. Siendo más moderno y capaz, es posible que China busque examinar la viabilidad de lanzar estos nuevos aviones desde sus portaaviones Liaoning y Shandong, más allá de usarlos en el Fujian con el sistema electromagnético.

Como apuntan desde TWZ, la razón es que se daría mayor potencia aérea a estos dos portaaviones (que, al final, son dos tercios de la flota de este estilo que tiene el país) y se buscaría tener una mayor superioridad que la que se conseguiría únicamente con los J-15. La contrapartida es que, al necesitar una mayor potencia para el despegue, los J-35 tendrían que hacer sacrificios: más combustible para mantener la autonomía tras el despegue a costa de menos kilos de armamento. O lo contrario: mismos kilos de armamento, pero menos combustible y autonomía.

De la manera que sea, se trata de un movimiento interesante por parte del brazo naval chino, y no ha sido el único que se ha captado recientemente en imágenes de muy baja calidad. Hace unos días también se avistaron los primeros vuelos de un helicóptero bautizado como Z-21. Se trata del primer helicóptero de ataque pesado de China y, con un diseño muy similar al Apache estadounidense, puede ser un vehículo esencial en ciertas operaciones de apoyo y ataque rápido.

Imágenes | Baycrest; ChinaMilitaryNews; Ministry of National Defense The People’s Republic of China/ LI GANG/XINHUA

En Xataka | Reino Unido desclasifica un vídeo de su potente (y asequible) arma láser DragonFire: cada disparo cuesta unos 11 euros


La noticia

China está montando maquetas de sus cazas en su portaaviones más antiguo. Es una señal intrigante

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alejandro Alcolea

.