Skip to content
  • Admin 
Home » Noticias » Hay gente comprando altavoces de almohada: así son estos particulares dispositivos para ayudar a conciliar el sueño

Hay gente comprando altavoces de almohada: así son estos particulares dispositivos para ayudar a conciliar el sueño

Hay gente comprando altavoces de almohada: así son estos particulares dispositivos para ayudar a conciliar el sueño

En el mundo del audio encontramos dispositivos para todos nuestros gustos y necesidades. Por ejemplo, auriculares para escuchar música en el metro, barras de sonido para disfrutar de películas en el tele, altavoces inteligentes distribuidos en la casa, y también altavoces de almohada que podemos activar a la hora de dormir.

Si bien estos últimos no son tan conocidos como los otros, llevan comercializándose desde hace años por diferentes marcas. De hecho, una búsqueda en Amazon puede brindarnos varias opciones de compra. En cualquier caso, puede que estés preguntándote para qué sirven los altavoces almohada. Veámoslo.

Una opción para todos aquellos que prefieren dormir con sonidos

Después de analizar los argumentos de venta de algunos fabricantes hemos descubierto que la principal función de este tipo de dispositivo es ayudar a los usuarios a conciliar el sueño. Aquí, precisamente, aparecen en escena las preferencias personales de cada uno.

Está claro que no todas las personas pueden dormir bajo las mismas condiciones. Hay quienes necesitan silencio, quienes no se preocupan por los ruidos y quienes prefieren relajarse en el tramo final del día escuchando música, ruido blanco, la lluvia, el viento o el océano.

Roberts Altavoz De Almohada 232

Roberts PillowTalk

Ahora bien, cuando se trata de dormir con algún tipo de sonido, utilizar un altavoz convencional, un teléfono inteligente o unos auriculares no siempre es la opción ideal. Otra vez, por temas de preferencia personal o porque otra persona duerme en la misma habitación. En este punto entran en juego los altavoces de almohada.

Este tipo de dispositivo, al estar muy cerca de la oreja, ofrece una experiencia individual, algo que teóricamente debería evitar que cualquier otra persona escuche lo que se está reproduciendo. Algunas marcas ofrecen únicamente el altavoz mientras que otras lo ofrecen en conjunto con una almohada con bolsillo.

Altavoces de almohada, opciones y precios

Como decimos, en línea se pueden encontrar varias opciones de altavoces de almohada. Y, como sucede con otro tipo de productos, si bien comparten categoría, los precios y características entre unas alternativas y otras suele cambiar. Las propuestas básicas suelen encontrarse en un rango de precio desde los 8 euros.

Softspeaker

SoftSpeaker

En el nivel de entrada encontramos productos como el Goshyda, el Fonestar 3360 o el Roberts PillowTalk, que son pequeños altavoces con cable y conector de 3,5 mm. Es decir, se trata de dispositivos que dependen 100% de una fuente de reproducción, como un teléfono inteligente. Atención a esto porque el mismo debe tener un puerto jack (o un adaptador).

Avantree Slumber

Avantree Slumber

Un peldaño más arriba hay alternativas como el SoftSpeaker. Se trata de una opción un poco más costosa (aproximadamente 30 euros), que presenta algunas ventajas respecto de las más económicas: el altavoz está envuelto en una pequeña almohada (algo que puede resultar positivo) y el cable tiene control de volumen.

Si estamos dispuestos a pagar más de 50 euros, podemos elegir entre al menos dos opciones. El Aurras Under Pillow Speaker tiene un diseño plano y cuenta con soporte para conexión Bluetooth. Por otra parte, el Avantree Slumber viene con su propia almohada, conexión Bluetooth, ruido blanco incorporado, control remoto y más.

Imágenes: Roberts | Avantree Slumber | SoftSpeaker

En Xataka: El grafeno sí está marcando la diferencia, solo que en un sector inesperado: la fabricación de altavoces


La noticia

Hay gente comprando altavoces de almohada: así son estos particulares dispositivos para ayudar a conciliar el sueño

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Marquez

.