Skip to content
  • Admin 
Home » Noticias » Hyundai Kona EV, primeras impresiones: cómo apostar por lo sencillo para hacer un coche eléctrico muy interesante

Hyundai Kona EV, primeras impresiones: cómo apostar por lo sencillo para hacer un coche eléctrico muy interesante

Hyundai Kona EV, primeras impresiones: cómo apostar por lo sencillo para hacer un coche eléctrico muy interesante

Hyundai sabe que tiene en los SUV una de sus grandes bazas. Da igual el tamaño, la firma surcoreana tiene en este tipo de carrocería depositadas muchas de sus esperanzas. Y los datos les avalan. Por ello, no dudan en apostar por ir con todo en este mercado, incluido un enorme Hyundai Santa Fe que, por primera vez, hemos podido ver en estático. Un SUV que en vivo impresiona, tanto por tamaño como por los enormes riesgos estéticos que se han tomado.

Pero es el Hyundai Kona en su versión completamente eléctrica el que nos ha llevado hasta la ciudad de Ostrava en República Checa, donde el fabricante ensambla unidades del Hyundai Tucson, i30 y Kona EV. La visita también incluyó un interesante paseo por un enorme espacio donde se concentran más de 3.000 trabajadores y de cuyas instalaciones salen 66 coches por cada hora.

Aunque de la cadena de montaje salen estos tres modelos, es el Hyundai Kona EV el que centraba el grueso de la visita. Un B-SUV de 4,35 metros de largo al que ya nos hemos subido y del que podemos garantizar que ha dado un enorme salto cualitativo respecto a la versión anterior, tanto en materiales como en decisiones de diseño, tanto por dentro como por fuera.

Ficha técnica del Hyundai Kona EV

Hyundai Kona eléctrico

Tipo de carrocería

B-SUV de cinco puertas.

Medidas y peso

4,355 mm de largo, 1,825 mm de ancho y 1,575 mm de alto. 2,660 mm de distancia entre ejes.

Maletero

466 litros y 27 litros adicionales en el maletero delantero.

Potencia máxima

160 kW (218 CV)

Consumo WLTP

Entre 15,1 y 15,7 kWh/100 km.

Distintivo ambiental

Cero emisiones.

Ayudas a la conducción (ADAS)

Control de crucero adaptativo con cambio de carril, frenada de emergencia con sensor de ángulo muerto y maniobras de evasión de accidentes. Monitorización de las distracciones y fatiga del conductor

Otros

Doble pantalla de 12,3 pulgadas. Llave digital con NFC 2.0, actualizaciones OTA y carga bidireccional. Cuatro tomas UBS-C, una con soporte de datos.

Híbrido eléctrico

Opción con 141 CV. Información por detallar.

Híbrido enchufable

Por confirmar.

Eléctrico

Sí, versiones con baterías de 48,4 kWh y 65,4 kWh.

Precio y lanzamiento

Lanzamiento y precio por confirmar.

Un interior muy cuidado y atractivo

El Hyundia Kona EV llamó la atención durante su primera presentación a los medios por el radical cambio estético que ha dado. Sus formas son ahora mucho más modernas, limpias y atractivas. Al menos en mi opinión, pues ya sabemos aquello de los gustos. y lo que se dice de ellos.

Por fuera, da la sensación que estamos ante un salto generacional enorme, especialmente impulsado por la línea lumínica que cruza todo el ancho frontal. En la parte trasera, se repite la fórmula y tanto delante como detrás, los grupos ópticos complementarios están ahora más separados de estas firmas y llevan al extremo el concepto, situándolos en los espacios más esquinados posible.

Img 3725

Pero es por dentro donde el salto cualitativo es enorme. La disposición de las pantallas y la consola central nos da cierta esperanza de que aún quedan coches en los que se pueden combinar sin miedo los botones táctiles con las interfaces gráficas sin miedo a parecer antiguos o desfasados.

Todo da sensación de bien ensamblado. Quizás, el reposabrazos de la puerta agradecería un material menos plasticoso pero, en líneas generales, todo da la sensación de estar bien terminado y ofrece un buen tacto. Incluso está bien pensado el marco que cobija las pantallas. Como éstas no cubren toda la superficie y se utiliza el mismo marco para modelos de mayor tamaño, se incluye una tela en el lado izquierdo que disimula la disposición y al mismo tiempo aporta tanto calidez como calidad.

Img 3730

Pero lo que más gusta del interior dele Hyundai Kona EV es la ergonomía y las enormes posibilidades que tiene para los pasajeros que viajan dentro.

En primer lugar, el conductor. El volante es redondo, lo que puede parecer una tontería pero que es una decisión de diseño que, incomprensiblemente, ya casi no se ve. Todos los botones que se incluyen son físicos, fáciles de utilizar y fáciles de comprender, con la clásica disposición en la que controlamos la pantalla del cuadro de instrumentos con el lado izquierdo y el infoentretenimiento con el lado derecho.,

La pantalla del cuadro de instrumentos divide la información en dos relojes y una zona central. Se ofrece así la información relativa a la conducción y el uso de la electricidad que estamos haciendo. En la zona central, podemos acceder a la información relativa a la asistencia en la conducción, el consumo o notificaciones relacionadas con el estado del coche, como la presión de los neumáticos.

En la zona central, las posibilidades se multiplican. La pantalla adopta la misma disposición en los menús que ya hemos visto en otros modelos de la marca, como el Hyundai Ioniq 6. Los iconos con sencillos y muestran la información de forma clara, lo que facilita la navegación. Las transiciones se muestran con mucha fluidez y se puede utilizar una vista que combina la navegación nativa con menús secundarios.

Pero, sobre todo, se agradece la botonera inferior. Con sus accesos directos al navegador, al menú de radio y música o su botón “home”. Pero, sobre todo, con un climatizador basado exclusivamente en botones físicos. Todas las funciones al alcance de la mano, incluidos los asientos calefactables y ventilados de nuestra unidad.

También es especialmente interesante la zona de carga. Dos entradas USB-C, una de ellas configurable para enviar datos al sistema de infoentretenimiento o, únicamente, utilizarlo como toma de carga y un espacio para la carga inalámbrica. Por último, destacar el sencillo mando para la selección de modos de conducción.

Img 3729

Toma de carga con enchufe en las plazas traseras. La tapa se desliza para cubrirlo si no se está utilizando

La parte trasera también está muy bien cuidada en este Kona EV. En general, la comodidad de los asientos es muy buena y, en la unidad probada, también se incluían asientos traseros calefactables. Les acompaña dos tomas USB-C y una toma para un enchufe tradicional.

Además con la tecnología V2L el coche puede dar soporte eléctrico a algunos electrodomésticos o servir como batería para patinetes o bicicletas eléctricas, por ejemplo. En la presentación se hizo la demostración con una cafetera de cápsulas. El café de después de comer nos lo sirvió el propio Hyundai Kona EV.

En marcha

La sensación de que estamos ante un coche muy interesante para un público familiar también lo tenemos en marcha. En primer lugar porque el Hyundai Kona EV llega con dos baterías que pueden tener su propio público. La pequeña, de 48,4 kWh está limitada al entorno urbano y salidas de fin de semana a segundas (y cercanas) residencias.

Pero la batería de 65,4 kWh ya está en el límite para viajar con cierta tranquilidad, especialmente si sólo realizamos uno o dos viajes largos al año y estamos dispuestos a sacrificar algo de tiempo. Durante la prueba, los consumos se mantuvieron siempre por debajo de los 20 kWh/100 km pero la conducción no fue demasiado realista. Pese a ello, en esas cifras, se podrán hacer unos 300 kilómetros reales sin parar. Con una mínima planificación, podremos movernos casi a cualquier lado.

Img 3712

Y es que en marcha, como decíamos, se refuerza la impresión de estar ante un coche muy interesante para ese tipo de uso. La comodidad es muy buena, la conducción es suave y con el modo sport activado no se echa de menos potencia para adelantar en una carretera secundaria. Además, el coche se desplaza con agilidad y la suspensión tiene el punto justo de dureza para mantener la carrocería en su sitio sin incomodar. Todo dentro de un uso lógico de un coche como este.

Los sistemas de seguridad y ayuda a la conducción son realmente eficientes. A falta de hacer más kilómetros por autopista, comprometimos su comportamiento en carreteras secundarias, donde mantuvo siempre el vehículo por el centro del carril, tomó las curvas con seguridad, sin titubeos y no dudó o equivocó las líneas en ninguno de los cruces que se sucedían a nuestra derecha.

La resolución del Head-Up Display es realmente buena e incluye las indicaciones del navegador. Además, en Hyundai mantienen pequeños detalles que son fáciles de implementar y, al mismo tiempo, son realmente útiles. Igual que en Kia, los relojes digitales se transforman en un retrovisor, cuando activamos el intermitente. Y en el Head-Up Display también se lanza un aviso visual cuando el control de ángulo muerto se activa en el espejo retrovisor. Pequeñas mejoras que ofrecen un salto cualitativo durante la marcha.

En resumidas cuentas, el salto cualitativo del Hyundai Kona EV es evidente, con múltiples atractivos para un público familiar que tiene en el B-SUV el coche perfecto para conciliar una vida urbana con escapadas a lo largo del año. Y Hyundai quiere entrar en el juego ofreciendo un coche muy competitivo, con detalles que marcan la diferencia entre la competencia. El precio, aún por desvelar, terminará por decidir su posición en el mercado. Especialmente en países donde el coche eléctrico tiene mayor presencia que en nuestro país.

En Xataka | Hyundai ya diseña el 80% de sus coches con realidad virtual. Así está abrazando la industria la tecnología

Fotos | Xataka


La noticia

Hyundai Kona EV, primeras impresiones: cómo apostar por lo sencillo para hacer un coche eléctrico muy interesante

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alberto de la Torre

.