Skip to content
  • Admin 
Home » Noticias » La última locura arquitectónica saudí se llama Epicon: dos torres de lujo y más de 200 metros de alto en el desierto

La última locura arquitectónica saudí se llama Epicon: dos torres de lujo y más de 200 metros de alto en el desierto

La última locura arquitectónica saudí se llama Epicon: dos torres de lujo y más de 200 metros de alto en el desierto

Arabia Saudí está decidida a convertirse en la capital mundial de las megaconstrucciones. El país acoge ya el colosal complejo Abraj Al-Bait, con su torre de 601 metros, y trabaja en Jeddah, una torre de más de un kilómetros de altura que aspira a alzarse como el mayor rascacielos del planeta. Con su ambicioso proyecto NEOM quiere ir sin embargo varios pasos más allá y sembrar su región noroeste de construcciones tan delirantes como la megalópolis The Line o Trojena, donde se levantará una torre acristalada de 330 metros llamada Observatory.

Ahora NEOM ha sumado una nueva pieza a ese asombroso mapa de la arquitectura XXL y estética épica. ¿Su nombre? Epicon, claro.

Lujo, turismo y futurismo. Si te gustan esos tres conceptos, Epicon es tu lugar. Los responsables de NEOM lo plantean como un destino costero de lujo exclusivo situado en el Golfo de Áqaba, en el extremo norte del Mar Rojo. Y quieren crearlo fiel a su estilo, es decir, a base de enormes rascacielos que parecen sacados de una novela de ciencia ficción y se alzarán a cientos de metros de altura en mitad del desierto “como un espejismo reluciente”, en palabras de su promotor.

De momento solo hay unos cuantos renders y las descripciones más o menos vagas aportadas por NEOM, pero sirven para hacerse una idea de lo que tiene en mente.

F Kpj2xmaanz4u

Dos torres y un enfoque premium. Probablemente las piezas más sorprendente de Epicon serán sus dos rascacielos, de 225 y 275 metros de altura, y a los que se les dará un enfoque residencial y turístico. “Las torres albergarán un hotel ultra premium de 41 habitaciones y residencias de lujo que constarán de 14 suites y apartamentos”, explican sus impulsores. A no mucha distancia del hotel habrá un complejo con 120 habitaciones y 45 villas residenciales.

Deezen precisa que el diseño correrá a cargo de 10Design, pero NEOM ya ha distribuido algunas imágenes que muestran una estética en consonancia con la de The Line, Trojena y el resto de mega complejos que compondrán NEOM: grandes alturas, aspecto futurista y lujo. Sobre todo lujo. En estas dos últimas ideas inciden los responsables del proyecto, que presentan Epicon como “una puerta de entrada al futuro”, con servicios que incluyen spa, tratamientos personalizados, deportes acuáticos y restaurantes exclusivos. Eso sin contar con las “lujosas residencias y villas de playa” que aspiran a hacer de Epicon un “resort de referencia”.

F Kqg Woaaoe6c

F Kqxgwiaad0aw

E7

Pero… ¿Qué es NEOM? Arabia Saudí lleva meses presentando proyectos arquitectónicos fascinantes, a menudo ligados a NEOM. Y tiene sentido que así sea si se tiene en cuenta la filosofía del proyecto, que se presenta a sí mismo como un “desarrollo regional” centrado en el noroeste de Arabia Saudí. Su despliegue se ha organizado “por fases” y se apoya en varias “regiones”, de las que se conocen seis: Sindalah, The Line, Trojena, Oxagon, Leyja y Epicon, que acaba de presentarse.

Algunas ya han ido más allá del papel y manejan un calendario de construcción perfectamente detallado, con obras en marcha. Es el caso por ejemplo de The Line, que espera tener sus primeros módulos listos en 2026, el mismo año que Trojena quiere convertirse en “un lugar para vivir, trabajar y disfrutar de las vacaciones”. Oxagon prevé recibir sus primeros residentes antes, ya en 2024. A más largo plazo, el conjunto de NEOM espera acoger a un millón de residentes en 2030 y llegar a los nueve en 2045. A día de hoy alberga a 2.800 empleados, según sus cálculos.

Grandes obras y enormes cifras. Aunque los rascacielos de Epicon son fascinantes, al menos sobre el papel, no suponen el proyecto más ambicioso (y delirante) lanzado hasta la fecha por los responsables de NEOM. Los 275 metros de su torre más alta se quedan por debajo de los 330 de Observatory, en Trojena; y palidecen cuando se compara con las medidas de The Line, una ciudad con forma de pasillo, unos 170 kilómetros de largo y flanqueada por rascacielos.

Una inversión a la altura. Semejante despliegue requiere una inversión a la altura. En su web, NEOM detalla que está impulsado y financiado principalmente por el Public Investment Fund, el fondo soberano de Arabia Saudí. “Ha realizado una inversión crucial en el futuro del país al comprometer 500.000 millones de dólares de respaldo, junto con inversores locales e internacionales”, abundan sus responsables. El proyecto está abierto además a inversores y socios.

A pesar de la juventud del proyecto, NEOM ha estado marcado también por la polémica. La organización ALQST ha alertado del “lado oscuro” de la iniciativa, marcado por la “expropiación, expulsión y persecución” de quienes ahora residen en la región saudí por la que se expandirá. Incluso se ha apuntado a tres casos de personas condenadas a muerte por resistirse a su desplazamiento.

Imágenes y vídeo: NEOM 1, 2 y 3

En Xataka: The Line aspira a ser la megalópolis del futuro. Estos expertos creen que se parecerá más bien a un infierno


La noticia

La última locura arquitectónica saudí se llama Epicon: dos torres de lujo y más de 200 metros de alto en el desierto

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Carlos Prego

.