Skip to content
Home » Noticias » Preguntar a las personas con pérdida de memoria sobre las vacaciones pasadas puede ayudarles a recordar momentos felices

Preguntar a las personas con pérdida de memoria sobre las vacaciones pasadas puede ayudarles a recordar momentos felices

Pedir a una persona con problemas de memoria que cuente anécdotas de vacaciones pasadas puede ayudar a desencadenar un recuerdo feliz. Lucky Business/Shutterstock.com

A mucha gente le encantan las vacaciones porque son un momento para crear recuerdos felices con los seres queridos.

Pero, ¿y si pudieras hacer algo que ayudara a recuperar recuerdos en algunas de las personas a las que quieres?

Utilizando un proceso llamado terapia de reminiscencia, eso puede ser posible. En la terapia de la reminiscencia, se anima a los ancianos a hablar de sus recuerdos a lo largo de su vida, sobre todo de los recuerdos de experiencias positivas.

Como investigadores especializados en geropsicología, y en preparación para las fiestas, queríamos explicar esta técnica y animar a los lectores a utilizar este enfoque basado en la evidencia para conectar con los seres queridos con problemas de memoria y demencia.

Los beneficios de los recuerdos felices

Tres generaciones encienden una vela de Hanukkah. Las luces navideñas pueden evocar recuerdos felices de celebraciones pasadas.
Tercer Ojo Photography/Shutterstock

Casi el 9% de los adultos estadounidenses mayores de 65 años cumplen los criterios de demencia. Los familiares suelen ser los cuidadores formales e informales de los seres queridos que desarrollan demencia, y estos cuidadores pueden experimentar una serie de consecuencias físicas y psicológicas.

Normalmente consiste en preguntar a la persona sobre distintos acontecimientos de momentos concretos de su vida. Durante las fiestas, los adultos mayores pueden estar preparados para hablar de recuerdos navideños debido a la afluencia de señales sensoriales, como el centelleo de las decoraciones navideñas, el olor de las galletas navideñas y, por supuesto, la música de temporada.
Un análisis de varios estudios sobre la investigación de la terapia de reminiscencia para la demencia sugiere que puede mejorar la calidad de vida, la comunicación y el estado de ánimo. Los individuos que participan en la terapia de reminiscencia con sus seres queridos informan de que la experiencia es generalmente positiva para ellos también, y puede ser una estrategia de afrontamiento eficaz cuando otro tipo de comunicación se vuelve difícil.

Otro estudio descubrió que los cuidadores afirmaban sentirse más cercanos emocionalmente a sus seres queridos con demencia cuando practicaban la terapia de reminiscencia. Además, informaron de menores costes de cuidados informales que los cuidadores que se sentían más distantes de sus seres queridos.

Solicite más información

Hornear galletas y escuchar música tienen fuertes elementos sensoriales que pueden ayudar a evocar recuerdos.
Gpointstudios/Shutterstock

He aquí algunos consejos para poner en práctica la terapia de la reminiscencia. La mayoría se centran en hacer preguntas que pueden ayudar a los mayores a rememorar sus recuerdos navideños. Por ejemplo:

  • ¿Cuáles eran las tradiciones familiares en torno a las fiestas cuando usted era pequeño?

  • ¿Tenían árbol de Navidad? ¿Cuándo y quién lo decoraba?

  • ¿Había alguna comida especial que prepararan y comieran durante las fiestas?

  • ¿Viajaba alguna vez en Navidad?

  • ¿Cómo fueron sus primeras vacaciones con su cónyuge?

  • ¿Cuáles eran sus tradiciones navideñas cuando era padre?

  • ¿Cuál es su recuerdo favorito de Nochevieja?

Escuche con atención. Mantenga el contacto visual con su ser querido e incline su cuerpo hacia el suyo para que sepa que tiene toda su atención. Haga preguntas de seguimiento cuando sea oportuno. Esto indica a su ser querido que ha oído lo que ha dicho y que está interesado en saber más.

Involucre a su ser querido en actividades de bajo impacto que impliquen varios sentidos. Por ejemplo, hornear galletas navideñas puede suscitar recuerdos a través del tacto (extender la masa, decorar), el olfato (de los ingredientes, mientras se hornean) y el gusto (del producto acabado).

Anime a sus seres queridos a ser conscientes de su experiencia sensorial en cada fase de la actividad y pregúnteles por cualquier recuerdo que la sensación pueda traerles a la mente. Utilice ayudas visuales para estimular la recuperación de recuerdos, como fotos de fiestas pasadas. Las imágenes pueden ayudar a las personas mayores a recordar acontecimientos pasados concretos.

Escuchar música navideña mientras se hornea también activará la parte auditiva del cerebro. Un estudio de 2013 sobre la investigación en musicoterapia para la demencia concluyó que la musicoterapia puede ser una intervención útil por sí misma.

Esperamos que pruebe la terapia de reminiscencia estas fiestas. Puede ser el comienzo de una nueva tradición familiar.

The Conversation

Michael R. Nadorff no recibe salario, ejerce labores de consultoría, posee acciones, ni recibe financiación de ninguna compañía u organización que pudiera beneficiarse de este artículo, y ha declarado carecer de afiliaciones relevantes además de su cargo académico.

Mary E. Dozier no recibe salario, ejerce labores de consultoría, posee acciones, ni recibe financiación de ninguna compañía u organización que pudiera beneficiarse de este artículo, y ha declarado carecer de afiliaciones relevantes además de su cargo académico.