Skip to content
  • Admin 
Home » Noticias » Tras las empresas tecnológicas, el teletrabajo se ha encontrado con un nuevo enemigo: la gran banca

Tras las empresas tecnológicas, el teletrabajo se ha encontrado con un nuevo enemigo: la gran banca

Tras las empresas tecnológicas, el teletrabajo se ha encontrado con un nuevo enemigo: la gran banca

Parece que ya no hay vuelta atrás en el cambio de modelo de teletrabajo a trabajo híbrido que han iniciado las grandes empresas tecnológicas. Las big tech han apostado por un modelo en el que se combinan tres o cuatro días de presencialidad en la oficina y uno o dos de trabajo en remoto. Ahora, es la gran banca, con epicentro en Wall Street, la que sigue los pasos de las tecnológicas y comienza a exigir a sus empleados la vuelta a la presencialidad en sus oficinas.

La banca quiere volver a la oficina. Al igual que le ha venido sucediendo a las tecnológicas, la gran banca ha mostrado su interés por volver a las oficinas en cuanto fuera posible. Las ballenas de Wall Street invitaron a sus empleados a volver a sus oficinas tan pronto como se fue recuperando la normalidad en los desplazamientos.

James Gorman, director ejecutivo del banco Morgan Stanley, lo hacía sin paños calientes en junio de 2021: “Si puedes ir a un restaurante en Nueva York, puedes venir a la oficina y te queremos en la oficina” publicaba la BBC. “[…] de no ser así, tendremos un tipo de conversación muy distinta”, advirtió el ejecutivo.

Jornada híbrida, pero cada vez más estrictos. La banca no se está complicando a la hora de establecer la fórmula para que sus empleados vuelvan a las oficinas y están calcando el modelo de trabajo híbrido que han venido implementando las tecnológicas con uno o dos días de teletrabajo. Esta es la postura que han adoptado firmas como Citigroup, Bank Of America, Barclays, Deutsche Bank o Morgan Stanley.

Sin embargo, tal y como sucede en el sector tecnológico, hay empresas que se muestran más agresivas con la vuelta a la oficina y exigen a sus empleados presencialidad total, como es el caso de Goldman Sachs que exige a todos sus empleados acudir cinco días a la oficina. Otras entidades como UBS, Nomura o HSBC son mucho más flexibles y permiten a sus empleados trabajar hasta un 50% de su jornada semanal en remoto e incluso el 100% en remoto según el cargo. Sin embargo, algunos de ellos, sobre todo los de atención al cliente y personal de sucursales, deben acudir presencialmente los cinco días a su puesto.

¿Qué hace la banca en España? La banca en España también está implementando modelos de trabajo híbrido en sus plantillas, aunque como sus colegas americanos, la adopción está teniendo distintos criterios. Entidades como el BBVA están apostando por un modelo de jornada flexible en función del puesto, permitiendo que algunos de sus empleados puedan mantener el modelo de teletrabajo durante toda la jornada.

En el extremo opuesto, Unicaja ha optado por dar carpetazo al experimento del teletrabajo y desde julio de 2023 todos sus empleados sin excepción están obligados a personarse en las oficinas sin opción de jornada híbrida o teletrabajo.

A vueltas con el problema de las oficinas. El escenario financiero en España ha sido bastante convulso en los últimos años. A raíz de las fusiones entre bancos y cajas muchas sucursales echaron el cierre y algunos de sus empleados fueron despedidos. El ritmo de cierre no se detuvo ahí y la pandemia aceleró todavía más el proceso. La diferencia es que muchos de los empleados que antes operaban desde las sucursales, pasaron a ofrecer servicio desde sus casas ahorrando mucho dinero a las entidades en concepto de alquiler de oficinas.

Si se impone una política más agresiva de vuelta al trabajo, como ya están mostrando BlackRock o Unicaja, las entidades pueden encontrarse con un grave problema de aforo en sus oficinas, ya que muchas de las sucursales en las que trabajaban sus empleados ya no existen.

Los empleados no están a favor de la vuelta a la oficina. Aunque algunas entidades bancarias han tenido en cuenta los puestos que desempeñan los empleados para asignar una jornada laboral presencial o permitir el teletrabajo, no todas lo han hecho. Al igual que sucede en las tecnológicas, muchos empleados no entienden qué beneficios aporta su presencia en las oficinas. En cambio, sí ven los inconvenientes de desplazarse y soportar atascos para llegar a ellas.

Según una encuesta de la consultora Deloitte el 25% de los empleados de banca prefieren un modelo de trabajo híbrido que le permitan teletrabajar entre tres y cuatro días a la semana y el 18% uno o dos días a la semana. El 13% de los empleados prefiere hacerlo siempre desde la oficina y solo 8% prefiere trabajar siempre en remoto.

Puedes trabajar en otro sitio. La banca está repitiendo punto por punto el mismo discurso ante la negativa y el malestar de los empleados por adoptar una presencialidad más estricta.

Jamie Dimon, director ejecutivo de JPMorgan, afirmaba en una entrevista a The Economist: “Entiendo completamente por qué alguien no quiere viajar una hora y media todos los días, lo entiendo totalmente. Pero eso tampoco significa que tengan que tener un empleo aquí”. La posición coincide con la que hace unos días mostraba el director ejecutivo de Amazon. La batalla por el teletrabajo y la fuga de talento en la banca acaba de dar su pistoletazo de salida.

En Xataka | La vuelta masiva a las oficinas está deprimiendo la productividad por un motivo inesperado: el ruido
Imagen | Pexels (Tima Miroshnichenko, Maxime LEVREL)


La noticia

Tras las empresas tecnológicas, el teletrabajo se ha encontrado con un nuevo enemigo: la gran banca

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Rubén Andrés

.